Rastros



Si hubiera quedado

En mi rastro de sangre

Cualquiera de los ríos

De tus tiernas miradas

El rojo peregrino de mis venas

Rosas dulces y pequeñas

Tendria sembrado

Hoy son aquellos colorados viajeros

Dos enloquecidos sombreros

De saliva y fuego quemado.

Julio Almada In Arde

Comments

Popular posts from this blog

Heracles

A Deus Curitiba